cripta

Néstor Basterretxea nació en Bermeo el 6 de mayo de 1924. En 1936 se exilió con su familia a Francia y, debido al estallido de la II. Guerra Mundial, se trasladaron a Buenos Aires donde el escultor y pintor desarrolló como primera actividad artística el dibujo publicitario. En 1952 regresó y fue elegido para la realización de las pinturas murales de la cripta de la Basílica de Arantzazu. Tras un año de trabajo, la prohibición que paralizó la decoración del Santuario también afectó a Basterretxea y sus murales no pudo terminarlos hasta 1984. Destaca entre los fundadores de dos importantes grupos artísticos: en 1957 formó el Equipo 57 junto a Jorge Oteiza y Agustín Ibarrola, entre otros, y en 1966 el Grupo Gaur junto al propio Oteiza, Eduardo Chillida, etc.

En 1958 superó su etapa pictórica y su actividad principal a partir de entonces ha sido la escultura. Aunque también se ha dedicado a la cerámica, la tapicería, la fotografía y el cine. Sus obras pertenecen en una primera fase al constructivismo y después evolucionan hacia el expresionismo abstracto llenándose de referencias de la mitología y creencias populares del pueblo vasco. Entre sus obras más importantes están el árbol de siete ramas que preside el hemiciclo del Parlamento Vasco, la Paloma por la Paz en San Sebastián y el Monumento al pastor vasco en Reno. Ésta fue la primera escultura sobre lo vasco en los Estados Unidos.

FaLang translation system by Faboba